inteligencia-artificial

Desde tiempos muy remotos se ha leído, hablado y/o visto películas que trataban sobre la Inteligencia Artificial en los robots. En ellos, los robots podían hablar y moverse imitando a los humanos.

El primero en escribir sobre ello fue Ramon Llull en su obra Ars Magna de 1315. Aunque, fue en los años 50 cuando la ciencia empezó a trabajar sobre este tema. Según Wikipedia: «la inteligencia artificial (IA), es la inteligencia llevada a cabo por máquinas».

Hasta la fecha se ha investigado mucho y los avances han sido numerosos y notorios. Tanto es así que se ha incorporado a artículos tan cotidianos como los teléfonos móviles, los televisores o cualquier otro electrodoméstico.

 

Sophia, la primera humanoide del siglo XXI.

 

En 2016, la compañía Hanson Robótics, de Hong Kong, creó a Sophia, un robot humanoide capaz de aprender y adaptarse al comportamiento humano y trabajar con ellos. Su apariencia físicas es idéntica a la de una mujer, en concreto a la de la actriz Audrey Hepburn. 

Esta robot está diseñada para procesar datos visuales y realizar reconocimientos faciales. Además, es capaz de imitar e interpretar los gestos humanos y las expresiones faciales como el guiño, fruncir el cejo, enfado, …

Ya ha sido entrevistada por muchos presentadores de todo el mundo y ha sido capaz de responder a las preguntas que le realizaban manteniendo una conversación como si fuese una humana, aunque se nota su voz robótica. Una de las entrevistas la realizó Tatiana Bensa, una presentadora de Los Informantes.

Sophia está siendo entrenada para responder todo tipo de preguntas, gracias a su capacidad de aprendizaje con la que fue diseñada. También es capaz de pensar por sí sola. Por otro lado, posee una tecnología de reconocimiento de voz y un software que le permite analizar las conversaciones y extraer de ellas los datos que le permiten mejorar sus futuras respuestas.

Según Hanson, «Sophia fue diseñada para ser una compañera adecuada para ancianos en Residencia de personas mayores, o para ayudar a multitudes en parques o en grandes acontecimientos».

En octubre de 2017, se le reconoció la ciudadanía de Arabia Saudí y la Cumbre de Inversión Futura en Riad (capital de Arabia Saudí) le concedió la ciudadanía saudí. La convirtieron en la primer robot humanoide con nacionalidad.​

Esto ha creado un gran debate entre los expertos que se cuestionaron si esto le permitiría votar o casarse. Y también, si una desconexión intencionada del sistema podría ser considerada como un asesinato.

 

¿Cómo beneficia un humanoide a la economía mundial?

«La Inteligencia artificial reportará más de 15 Billones de dólares de beneficios a la economía mundial en los próximos 11 años»

Los Informantes, de TV Caracol. 

Además, se espera que, para el año 2030, robots como Sophia puedan interactuar con otros humanos y convivir con ellos.​

¿Qué beneficios creéis que puede aportar la inteligencia artificial en robots a nuestras vidas futuras?

Si quieres saber más sobre los robots y los negocios, os recomendamos nuestro post: La privacidad de los datos con los robots en los negocios.

 

 

 

Si te ha gustado este post síguenos y compártelo en:

También puede interesarte:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
X
Me alegro de tu visita a Gesditel
wpChatIcon
SUSCRIBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Y recibe de forma GRATUITA contenido de interés que ayudará a impulsar tu negocio.

¡Te has suscrito de forma correcta!